rfeh-panel

Como en otras manifestaciones deportivas, podemos hablar de cientos de a帽os antes de nuestra Era. Durante los juegos Istmicos de Grec铆a se jug贸 un deporte, que se lanzaba la bola con un palo, parecido al hockey.

El notable descubrimiento, hecho en Atenas en el a帽o 1922, hace presumir que este deporte proviene del Oriente.

Or铆genes del HockeyAs铆 parece testificar una interesante escultura, un bajorrelieve que figur贸 en un muro de contenci贸n que hizo construir Temistocles en el a帽o 478 antes de Jesucristo para proteger aquella ciudad griega de las furias del mar. En este bajorrelieve, que es una importante adici贸n en la historia de este deporte, figuran, tal como se ve en el grabado, seis deportistas; los del centro efect煤an un correcto saque de salida, es decir un “bully”, mientras los otros cuatro, dos a cada lado, esperan la jugada.

Los indios americanos, tanto los del Norte como los del Sur, practicaron hace muchos siglos un deporte semejante. En algunas tribus lo jugaban las mujeres. Han empleado diversas clases de bolas y de palos; bolas de madera, y otras hechas con piel de ciervo, y adem谩s de los palos de madera se utilizaron tambi茅n palos de hueso, adornados con los m谩s variados dibujos. Algunos palos tienen curvatura y otros, m谩s largos, son rectos. Las metas consist铆an en dos postes clavados en cada extremidad del terreno, con una separaci贸n de 50 y hasta 200 metros. A veces se jugaba sin postes y bastaba para apuntarse un tanto que la bola pasara una l铆nea marcada que hac铆a las veces de meta.

Or铆genes del HockeyLos 谩rabes han tenido tambi茅n desde tiempo inmemorial, un juego parecido al hockey; es el “koura”, que se juega con una bola hecha de fibras de palmera atadas con esparto y usando un palo algo curvado en la extremidad opuesta al mango. Y los chilenos el “cineca”, en el que intervienen un n煤mero indeterminado de jugadores divididos en dos bandos. Cada uno va provisto de un palo encorvado en su extremo, que sirve para lanzar una bola hacia un punto dado, mientras el bando contrario procura impedirlo y hacerla pasar al campo contrario.

Seg煤n un manuscrito de Fitzstephen, el hockey data en Inglaterra desde el a帽o 1175, poco m谩s o menos. Ciertamente se dispone de muchos objetos que lo confirman. En unas vidrieras de las catedrales de Canterbury y Gloucester se ven figuras pintadas que representan a un jugador: el de Canterbury tiene un stick en la mano derecha que apoya sobre el terreno; y el de Gloucester tiene cogido el palo con las dos manos en actitud de impulsarlo contra la bola. Tales vidrieras datan del siglo XIII.

Or铆genes del Hockey

Los ingleses hacen derivar el hockey de otro juego irland茅s que se llama “hurley”, y tambi茅n “hurlino”, un juego muy duro que se practicaba con muchos jugadores. El hockey moderno hizo su aparici贸n en los comienzos de la segunda mitad del siglo XIX, esto es, hace ya m谩s de cien a帽os. Tal hockey ya se jugaba sobre un terreno con unas dimensiones determinadas, 150 por 84 yardas, un rect谩ngulo cuyas l铆neas laterales se inician a 21, 50 y 75 yardas. La bola era de 5 pulgadas de di谩metro y 7 onzas de peso. Los marcos los formaban dos postes separados entre s铆 21 pies, unidos por una barra levantada a 8 pies del suelo. Como se ve, un gran marco (6,40 por 2,44 mts). Con tales dimensiones los primeros jugadores ten铆an que marcar necesariamente numerosos tantos.

Antiguamente los equipos se formaban al azar y no representaban ninguna sociedad o club.

En el a帽o 1875 una sociedad con residencia en Londres, denominada “The Men Hockey Association”, es decir, Asociaci贸n Masculina de Hockey, dio un buen paso al corregir las antiguas reglas en plan de mejorar el juego, reduciendo el terreno, el marco y el n煤mero de jugadores, ya fij谩ndolo en once como en el f煤tbol. Hab铆a entonces una docena de clubes que practicaban este deporte, siendo los m谩s importantes el Blackheath, Molesey, Wimbledom, Earling, Surbiton, Teddington, el Eliot Place School, de Blackhead; y el Trinity College de Cambridge.

El paso definitivo s茅 dio el 16 de enero de 1886, en que los clubes mencionados constituyeron la Federaci贸n de Hockey. Se considera tambi茅n esta fecha como la de la creaci贸n del moderno hockey. Los 19 representantes de los ocho clubes (tres ten铆an 3 delegados; y otros tres, 2) redactaron el Reglamento, que se someti贸 y se aprob贸 en la primera reuni贸n especial del Comit茅, celebrada el 3 de febrero del mismo a帽o en el Cannon Street Hotel, de Londres. Dicho Reglamento conten铆a 19 art铆culos; el original ten铆a 20 pero se omiti贸 el 19, referente a la duraci贸n del juego que era de 80 minutos.

El hockey lleg贸 a Espa帽a a帽os antes de la primera guerra mundial. Sin embargo, hasta el a帽o 1923 no se constituy贸 oficialmente la Federaci贸n Espa帽ola, que a partir de 1924 ostent贸 el t铆tulo de Real por decisi贸n de D. Alfonso XIII, que acept贸 el T铆tulo de Presidente de Honor de la misma.
La constituci贸n de la Federaci贸n se llev贸 a cabo en Barcelona. En la ciudad Condal y presididos por D. Joaqu铆n de Aguilera y Alonso, se reunieron el d铆a 28 de enero de 1922 diversos delegados de las sociedades que en Madrid, Barcelona y Bilbao ven铆an practicando desde hac铆a m谩s de diez a帽os, con car谩cter oficioso, la modalidad deportiva del hockey, acordando la conveniencia de que en Espa帽a se formara con car谩cter聽nacional un 贸rgano de esta modalidad deportiva que aunara criterios, reglamentos y disciplinas que ven铆an manifest谩ndose regionalmente, y como consecuencia se encarg贸 al Sr. Aguilera presentara en el Gobierno Civil de Madrid los estatutos que se hab铆an proyectado, lo que se hizo el d铆a 31 del mismo mes de enero.
El d铆a 26 de febrero se volvieron a reunir en Barcelona los mismos se帽ores, y como hasta la fecha no hab铆a sido hecha ninguna observaci贸n por parte de las autoridades a la petici贸n presentada, se acord贸 iniciar provisionalmente el funcionamiento de la Federaci贸n Espa帽ola nombrando un Comit茅 que de momento y con car谩cter interino se hiciera cargo de la Federaci贸n.
Por 煤ltimo, en la Asamblea General celebrada en Madrid el 3 de marzo de 1923 con asistencia del Comit茅 que ven铆a actuando interinamente como nacional, de los delegados de las federaciones regionales de Alicante y Madrid, se acord贸 la constituci贸n definitiva y legal de la Federaci贸n Espa帽ola de Hockey y su inscripci贸n en el registro especial de Asociaciones.
Los primeros estatutos legales y definitivos de la Federaci贸n fueron aprobados en la Asamblea General extraordinaria celebrada en Madrid el 4 de marzo de 1924.
Desde que se iniciaron las gestiones para la formaci贸n de la Federaci贸n Espa帽ola, actu贸 como Presidente del Comit茅 encargado de ello, Don Joaqu铆n de Aguilera y Alonso hasta el 26 de febrero de 1922, en que se nombr贸 con car谩cter interino el siguiente Comit茅 Directivo:

PRESIDENTE: D. Luis Hern谩ndez Inegas
SECRETARIO: D. Emilio Hern谩ndez Herztog
TESORERO: D. Joaqu铆n de Aguilera y Alonso
VOCAL 1潞: D. Alberto Maluquer
VOCAL 2潞: D. Julio Fleischmer

La Asamblea celebrada el 3 de marzo de 1923 acord贸 el nombramiento con car谩cter definitivo de la siguiente Directiva: :

PRESIDENTE: D. Jos茅 Garc铆a Cernuda
SECRETARIO: D. Eulogio de Aguilera
TESORERO: D. Alberto Maluquer
VOCAL 1潞: D. Julio Fleischmer

Esta directiva fue completada en la Asamblea del 4 de marzo de 1924, nombrando Vicepresidente al Sr. Conde Glimes de Brabantes.

La Federaci贸n Espa帽ola intervino activamente en la constituci贸n de la Federaci贸n Internacional de Hockey, que dirige y orienta mundialmente este deporte y que oficialmente comenz贸 a funcionar en Par铆s el 7 de enero de 1924, con asistencia de las Delegaciones de Austria, B茅lgica, Espa帽a, Francia, Hungr铆a, Suiza y Checoslovaquia.

La Delegaci贸n Espa帽ola estuvo formada por el Presidente D. Julio Fleischner y D. Joaqu铆n de Aguilera. La Directiva que por aquel entonces se form贸 para iniciar las labores internacionales estaba constituida por:

PRESIDENTE: (M. Paul Leautey (Francia))

VICEPRESIDENTES: (M. Becqqe (B茅lgica) y M. Fleischner (Espa帽a))

SECRETARIO GENERAL: (M.F. Botella (Espa帽a))

TESORERO: (M. Daubresse (B茅lgica))

VOCALES: (M. Schneeberger (Austria), M. Rezac (Checoslovaquia), M. Demaurez (Suiza) y M. de Cindric (Hungria))

Desde aquella fecha nunca ha dejado de figurar Espa帽a en el Bureau de la Federaci贸n Internacional.