CELEBRADO EL ACTO OFICIAL DE RENOVACIÓN DE LOS SELECCIONADORES NACIONALES

09/06/2017   23:59  | 

La Sala Magna del Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat del Vallés, ha sido el escenario del acto oficial de renovación de los dos seleccionadores absolutos.

Pese a que su continuidad ya estaba anunciada y ambos han seguido ejerciendo sus labores al frente de los dos combinados españoles, los problemas de agenda y el desarrollo de las competiciones, habían impedido, hasta la mañana de hoy, la celebración de la rúbrica de los mismos.

Esta prolongación de contrato, aunque ya sabida con anterioridad, constata la buena labor de ambos técnicos, la cual ha sido refrendada con la ampliación contractual de ambos .

Así, Adrian Lock, seleccionador nacional absoluto y responsable de toda la línea femenina y Frèderic Soyez, seleccionador nacional absoluto y responsable de toda la línea masculina, permanecerán al frente de sus cargos hasta la conclusión del año 2020.

Adrian Lock cogía el testigo de las #RedSticks a principios de 2013. Su buen trabajo ha ido refrendándose en resultados. Tras ser sexto en la World League Semi-Final y semifinalista del Campeonato de Europa en 2015, pocos meses después se confirmaba su participación en los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Un Diploma Olímpico en la ciudad brasileña, no hacía más que corroborar la excelente evolución de un conjunto que había estado ausente en Londres 2012. Este pasado mes de febrero, Valencia veía como nuestra selección nacional se proclama campeona de la World League Round 2. Un equipo, que en cuatro años, pasaba de ser un participante en este torneo a llegar con la vitola de máximo favorito al mismo.

Soyez, por su parte, tomaba el testigo de los #RedSticks a mitad de ciclo. Lo hacía en el verano de 2014, a pocos meses de tener que encarar el torneo preolímpico en Buenos Aires. Un quinto puesto en la capital argentina nos catapultaba a disputar los Juegos Olímpicos de 2016. Una cita donde la selección española nos ilusionó ante la posibilidad de obtener una medalla. Únicamente, un stroke anotado por la albiceleste del “Chapa Retegui”, impedía el avance de un equipo destinado a la gloria.