El Club de Campo suma su tercer doblete consecutivo tras un polémico final

30/05/2011   14:22  | 

El Club de Campo se proclamó campeón de la División de Honor Femenina al derrotar en el tercer partido a la Real Sociedad por 2-1 con un gol de oro muy discutido por las donostiarras, que se sintieron gravemente perjudicadas.

El triunfo liguero, que unido a los tres de Copa supone un pleno de victorias para el Club de Campo desde que está dirigido por Arseni Sañé, significa para el técnico catalán un premio al trabajo de toda la temporada. “Hemos trabajado muy duro para mantener un buen nivel durante todo el año y conseguir nuestros objetivos supone un premio que nos deja muy satisfechos”, dice.  

Sañé agradece el esfuerzo de las jugadoras “sin su trabajo no se podría haber conseguido esto”, y apunta al balance entre “trabajo, talento, ilusión y motivación” como los cimientos de la victoria. “Hay que saber compaginar todo esto y evitar los altibajos para poder ganar”.

El Club de Campo campeón en 2011 ha rendido en la Liga Regular “mejor que en la de 2010”, circunstancia que justifica en el hecho de que “la plantilla se conoce mejor y las incorporaciones han cuajado muy bien”.

De todas formas, y a pesar del buen juego de las suyas, Sañé admite que los rivales “cada vez te lo ponen más difícil” y de entre todos ellos destaca a la Real Sociedad. “Este año los rivales nos han puesto en muchos problemas. La Real Sociedad ha sido un rival durísimo, lo que da más valor a nuestra victoria”.

El último partido de la final ante las donostiarras fue “muy igualado” y se decidió por un gol de penalti-córner en el minuto 3 de la prórroga, un tanto muy discutido por las realistas y cuya validez Sañé prefiere no valorar: “las árbitros lo tuvieron muy claro”.

El entrenador de la Real Sociedad Carlos Castaño critica duramente la decisión de dar validez al gol (tiro elevado que no toca en nadie y acaba a la red, según su opinión), así como la labor arbitral durante la final. “El gol viene precedido por tres pies y un penalti-córner que no es”, dice, y para confirmar sus argumentos, su club colgará en internet la jugada decisiva.

La derrota en tales circunstancias dejó a las realistas “descreídas de que sea posible ganar alguna vez esta competición”, y el viaje de vuelta a San Sebastián se hizo especialmente duro. “Las chicas, que estudian, trabajan y no cobran, estuvieron llorando durante el viaje. Sentimos que echaron por la borda el trabajo de todo un año”.

Castaño recuerda la final de la pasada temporada en la que el Club de Campo las ganó por 6-0 y “nos fuimos de fiesta con las jugadoras del Club de Campo”. “Cuando tu rival es mejor que tú y te gana no hay problema, pero el domingo acabamos el partido más enteras, mejor físicamente que ellas, y estábamos confiadísimas en ganar en la prórroga, pero hay cosas difíciles de entender”.  

El vídeo íntegro de la final ya está disponible en la sección “Hockey TV” de la web de la RFEH y en breve se añadirán las jugadas más importantes.