EMPATE DE UNOS #REDSTICKS QUE MERECIERON MÁS

03/12/2018   15:40  | 

FOTO: FIH

La selección española absoluta masculina ha empatado ante Francia (1-1), en el segundo encuentro correspondiente al Grupo A del Campeonato del Mundo de Bhubaneswar.

Un encuentro que se le puso pronto cuesta arriba a España. Un desajuste defensivo dejaba la opción clara de marcar a Thimothée Clement, que no desaprovechaba para romper la igualada (0-1, Minuto 6). Un tanto que pudo tener su réplica en la siguiente acción, cuando Marc Boltó no acertaba por poco con la portería contraria. Fue la única durante un tramo largo de este período inicial, hasta que a dos minutos de ponerle el cierre, llevábamos el partido por primera vez al punto de penalty córner. El lanzamiento de Pau Quemada lo sacaba un defensa con precisión.

Con la mínima desventaja en el marcador arrancaba el segundo cuarto, que pasó a ser un monólogo español. El mismo comenzaba con un nuevo penalty, que ahora el portero galo evitaba que llegara el empate. Fue el arranque de una serie de oportunidades, como la de Álvaro Iglesias, que la tenía muy clara y otro penalty, que no supimos aprovechar.

Habiendo merecido más, los #RedSticks siguieron llevando el peso del partido tras superar el descanso. Los de Fred Soyez siguieron acumulando ocasiones. Quique González de Castejón, Álvaro Iglesias y los penaltis de Pepe Romeu y Marc Sallés, que hoy cumplía su encuentro oficial número 200, sumaban más oportunidades, que parecía mentira que no se hubieran convertido en gol. Dentro de este cúmulo de acciones hispanas, los franceses llevaban la bola a su primer penalty. Quico Cortés, designado mejor jugador del encuentro, despejaba el lanzamiento con certeza.

Así se llegaba a los quince minutos definitivos con todo por decidir. Fue en el momento, en que por fin, se pudo acertar con la portería rival. Una jugada coral al primer toque iniciada por Xavi Lleonart, el cual pasaba a Quique González de Castejón. El madrileño abría a la izquierda, ya dentro del área, para que recibiera Pau Quemada. El delantero, al primer toque, servía un pase a Álvaro Iglesias, que no perdonaba para devolver las tablas al marcador (1-1, Minuto 48).

Un gol al que reaccionaba el conjunto francés estirando unas líneas que hasta el momento se habían quedado cerca de su área. Así, de una rápida acción, los colegiados señalaban el punto de stroke. Pero Quico Cortés, una vez más, se agigantaba para despejar su ejecución con un guante izquierdo salvador.

Acción que volvió a animar a los españoles, que de nuevo del stick de Quique González de Castejón, pudo definir el partido de los hoy locales. Pero no fue así, acabando con el reparto de un punto para cada contendiente.

El próximo jueves (12.30hs), llegará el último encuentro de la fase de grupo ante Nueva Zelanda. Un enfrentamiento con la clasificación en juego y que podrá seguirse en directo a través de Eurosport 2 y Eurosport Player.