José Brasa: “El castigo no es la mejor forma de dirigir a un equipo”

30/05/2012   14:09  | 

El ex seleccionador femenino de España (ganador del oro en Barcelona’92), José Brasa, ha encabezado un semanario de entrenadores organizado por la EHF en Ucrania para formar a los técnicos de este país y de Rusia. Brasa, colaborador habitual de las selecciones femeninas ucranianas, habla de las notables diferencias entre la manera de dirigir una selección en Europa del Este o en el Oeste, aunque destaca la apertura iniciada por el colectivo ucraniano y se muestra optimista respecto al futuro de esta selección.

“En Rusia y en Ucrania tienen una forma de pensar distinta a la nuestra”, dice Brasa, quien también ha sido seleccionador del equipo masculino de India. “Son muy autoritarios y su concepto de defensa y del juego es distinto”.

Enviado por el Comité de Promoción y Entrenadores de la EHF, su misión en Sumy, la ciudad que acogió el semanario, fue la de acercar a los técnicos de estos países a una forma distinta entender el Hockey de relacionarse con los jugadores.

“Quise demostrarles que hay otras opciones y que se pueden hacer otras cosas. En estos países, así como en Corea y Japón, no se da la oportunidad de opinar a ningún jugador y siempre está la amenaza del castigo, pero hay otras formas de entrenar y de dirigir los equipos que quizá sean más productivas hoy en día. Se puede pedir a los jugadores su opinión y más responsabilidad individual”.

Y como alterar un método de trabajo enraizado en la propia historia de estos países es una tarea complicada, especialmente con los entrenadores más veteranos, Brasa cree que los cambios llegarán gracias a las jugadoras, “porque son mucho más receptivas”. “Viajan, hablan idiomas, conocen otras ligas y están menos predispuestas a aceptar métodos autoritarios”.

En cualquier caso, el técnico español percibe interés y ganas de aprender y progresar, especialmente en las entrenadoras ucranianas (las selecciones femeninas están dirigidas por mujeres), las que más conoce debido a su puesto como colaborar en este país. “Me han dicho que con los nuevos métodos de entrenamiento han visto reír y divertirse a las jugadoras al mismo tiempo que se preparan. Las notan más dispuestas a colaborar y a ser autorresponsables”.

Este alejamiento en Ucrania respecto a los métodos de entrenar heredados de la Unión Soviética contrasta con sus experiencias en otros países del Este como Bielorrusia, aún enrocados en aquella forma de entender el deporte.

“Estuve con ellos en 2007 y los vi negados a aceptar otras opciones. El resultado es que su liga ha mejorado con fichajes de extranjeros pero sus selecciones no prosperan”.

Brasa augura un buen futuro a Ucrania, ya que a los nuevos métodos de entrenamiento se añade una buena hornada de jóvenes jugadoras destinadas a ocupar un papel importante en la selección absoluta en los próximos años. “Para ser Ucrania, he visto a jugadoras Sub16 y Sub18 de bastante buen nivel”.